resonancias.org

Literatura
02 08 2017
Gabriel García Márquez visto por Mario Vargas Llosa por Fernando Vicente

El editor argentino, Francisco “Paco” Porrúa, que publicó en 1967 Cien años de soledad por primera vez en la Editorial Sudamericana de Buenos Aires, declaró que al terminar de leer el manuscrito inédito se dio cuenta de “que se trataba de una obra excepcional”. García Márquez contó la historia de un pueblo mitológico, Macondo, un mundo aparte que es una metáfora de su país y del continente iberoamericano. Otros grandes escritores hispanoamericanos habían hecho lo mismo —siguiendo los pasos del escritor estadounidense Faulkner con el condado ficticio de Yoknapatawpha—, lo siguió el mexicano Juan Rulfo con su pueblo mítico, Comala y la saga de Juan Carlos Onetti en una ciudad imaginaria, Santa María, una sublimación de Buenos Aires. La amistad entre García Márquez y Vargas Llosa no duró mucho, se conocieron en Caracas en 1967, se distanciaron después del "caso Padilla". En febrero de 1976, en el preestreno de una película en México, García Márquez se acercó a saludar a Vargas Llosa, éste no pudo contenerse y le propinó un certero puñetazo. Parece que el enfado venía de lejos. Según contó Vargas Llosa, la causa de todo era "un intento de aproximación" a su entonces esposa Patricia Llosa que García Márquez habría protagonizado unos días antes en Barcelona. El resquemor sigue aún latente, pese a los tantos años que han pasado, en sus declaraciones sobre el gran escritor desaparecido, Vargas Llosa afirma que García Márquez no era un intelectual, “funcionaba a base de instinto, pálpito”. Es decir, no era más que un autodidacta que, sin embargo dejó para la posteridad tres obras maestras universales: “El coronel no tiene quien le escriba”, “Cien años de soledad” y “Crónica de una muerte anunciada”.

(Este artículo fue pue publicado el 7/07/2017 por El Cultural del diario El País de Madrid).

Copyright: El Cultural del diario El País de Madrid

ACERCA DEL AUTOR
Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa nació en Arequipa (Perú) en 1936. Vivió durante su niñez en Bolivia y en Piura (Perú). Durante el gobierno del general Odría (1948-1956), estudió Letras en la Universidad Nacional de San Marcos y al mismo tiempo trabajó como periodista. Vivió en Madrid, París, luego en Londres y regresó al Perú en 1974. Sus obras de ficción más importantes son: La casa verde (1966), Conversación en la catedral (1969), La guerra del fin del mundo (1981), Lituma en los Andes (1993), La fiesta del chivo (2000) y otras novelas más recientes. Publicó trece ensayos literarios, obras de teatro y una autobiografía. Recibió el Premio Cervantes y el Príncipe de Asturias de las Letras.